“Llego en un estado óptimo”

El arquero Adrián “Chupa” Peralta llegó desde Estudiantes de Río Cuarto para formar parte del plantel profesional de futbol de nuestra institución.

Si tenía ofertas para ir a otros clubes, ¿Por qué decidiste venir a Chicago?
Ni bien me acercaron la propuesta en ningún momento dudé. Sabemos lo que es Chicago en la categoría, de los clubes más grandes de la Primera Nacional. Tiene una gran exigencia deportiva y futbolística. A lo largo de mi carrera estaba evaluando la posibilidad de salir de Estudiantes después de mucho tiempo, y sabía que era una buena opción porque era un crecimiento, un avance, es un club que te exige al 100%, pelear arriba. Ni hablar lo que sabemos de su gente, de su popularidad. Cuando me tocó enfrentarlo con Estudiantes (RC) era un viernes a la tarde y la cancha estaba llena, la gente alentando al equipo, y esas cuestiones que al jugador lo motivan. Fue importante el llamado de Darío para ponerme al tanto del proyecto, de la idea que tenía. Si bien, había una posibilidad de llegar a Atlético Tucumán, era entendible la posibilidad de elegir el sueño de jugar en primera, pero llego a Chicago a pelear un puesto como titular, y eso se ve con muy buenos ojos.

¿Cómo fue tu entrenamiento durante la cuarentena? ¿Cómo te ves en la vuelta de entrenamientos?
En una primera instancia vía Zoom desde casa, y manteniendo la parte de fuerza y la parte de movilidad de zona media. A medida que fue pasando el tiempo y transcurriendo los meses, en Río Cuarto tuve la posibilidad de empezar a entrenarme en un río y hacer algunos trabajos aeróbicos y también hacer trabajos específicos de arqueros que es fundamental. Fue un mes y medio de físico y después tuve la posibilidad de mantenerme desde lo técnico y táctico, tener contacto con la pelota, manejar los tiempos. Eso fue muy bueno ya que me permitió mantener lo que venía haciendo a lo largo del año. En estoy primeros días que estoy a lo largo del club, sentí que llegaba en un estado óptimo, obviamente ahora con una puesta a punto y pretemporada, armar un buen grupo de trabajo y después planificar objetivos a lo largo del torneo.

¿Qué podemos esperar de Adrián Peralta en Nueva Chicago? Tanto dentro (tipo de arquero vamos a encontrar) como fuera de la cancha.
Se me hace difícil dar una descripción personal, pero en líneas generales, en aspectos futbolísticos trabajo para tratar de ser un arquero regular, de mantener cierto nivel a lo largo del torneo, tratar de transmitir tranquilidad y confianza a la parte defensiva. Eso hace al fútbol un contagio cuando vez que tu compañero está cómodo y seguro, y en el puesto de arquero es muy importante. Me gusta jugar un tanto adelantado con una lectura de juego para cortar pelotas atrás de los centrales que en el fútbol actual se da muchísimo. Tener un poco de voz de mando y orden defensivo que en esta categoría es fundamental. Los que estuvimos el anterior torneo y tuvimos mayor regularidad, vimos que los equipos de mayor nivel o estuvieron peleando arriba, es porque estuvieron firmes abajo, teniendo orden de atrás para adelante. Eso le da tranquilidad a los del medio y de arriba de que puedan hacer sus cosas y con esa confianza tratar de generar situaciones claras de gol. Con respecto a lo que es afuera, me considero una persona tranquila. Lo que siempre digo es que garantizar objetivos y resultados en el fútbol actual nadie lo puede hacer, pero si se puede el compromiso y la profesionalidad, el sacrificio y la entrega, sumar desde el lugar que esté, ayudar en lo que haga falta. También sentirse cómodo dentro de una estructura, de un club donde uno viene de afuera a aportar lo que ha transcurrido en su carrera y también hacer receptivo de lo que puedan aportar cuerpo técnico, compañeros y quienes conozcan más al club, como se maneja, sus ideas, cual es el ideal del hincha. Uno trata de siempre ser receptivo y de aprender. El futbol no es solo un deporte, sino también un crecimiento a nivel personal y uno va en busca de eso.

Cuando hablaste con el Yagui, ¿qué te pidió/te va a pedir para esta temporada?
Tuve algunas conversaciones con Darío anteriores a mi contratación, y ahora una vez llegado cuando me presentaron. Transmite una tranquilidad y un compromiso hacia la hora de trabajar, de sacrificarte en el día a día que es muy importante, transmite mucha motivación para tratar de que uno siga creciendo. La carrera del jugador es corta y tenés que aprovechar este tipo de entrenadores  donde también trabajan la parte mental donde buscan tratar de sacarte lo máximo. Si  cada uno saca lo mejor a nivel individual, seguramente los objetivos a nivel grupal se van a conseguir. Creo que es un poco lo que hemos hablado con Darío, lo que es su forma de entrenamiento y como nos íbamos a manejar a lo largo de la temporada. Lo importante es crear un buen grupo de trabajo, saber que el objetivo grupal está por encima de todas las individualidades, todos tenemos que tirar para un mismo lado, sabiendo que lo grupal nos va a mejorar a cada uno individualmente.

¿Pudiste presentarte con el plantel? ¿Con que grupo te encontraste?
Si bien hace varios días que estoy entrenándome con el club, no tuve la posibilidad de conocer a todos los miembros del equipo por esta situación del COVID, que estamos los chicos que recién nos incorporamos. Si conocimos al cuerpo técnico. Estos días son un poco atípicos, porque al primer entrenamiento ya te presentas con todo el equipo, con el vestuario, cosa que eso también es parte del fútbol, un buen vestuario. Con el correr de los días y de las semanas lo vamos a ir armando y planificando los objetivos que se van a plantear.

Para los hinchas, socios y socias que leen esta nota, ¿qué mensaje les querés dejar?
Para la gente, saber que desde el lugar que le toque ocupar a uno siempre va a existir el respeto, profesionalismo, humildad, sacrificio y las ganas de trabajar para seguir creciendo y aportar desde mi lugar a la causa que en fin va a ser el objetivo que nos planteemos como equipo y como institución. Plantear resultados me parece muy difícil en el fútbol actual, lo que sí se puede hacer es demostrar en la personalidad, en las ganas y en el día a día, dar lo máximo para ver a Chicago lo más arriba posible. Si todos pensamos de la misma manera y nos enfocamos de la misma forma, creo que a la larga el beneficiado va a ser Nueva Chicago. Esperemos que nos apoyen al igual que han apoyado a lo largo de su historia del club, que banquen este proceso y disfruten de este buen equipo.