CONOCÉ A MAGALÍ

Magali Aramoni, defensora de 18 años, comenzó en el club jugando futsal, donde también la entrenaba «Micky» Sueldo, hoy entrenadora de Fútbol 11, no le gustaba tanto y como ella misma se describió «era malísima en Futsal», así que decidió quedarse este año solo participando en fútbol 11, dónde está fichada para participar en AFA.

«Desde chica ya me gustaba el fútbol. Me gustaban varios deportes, pero nunca se dio la oportunidad de practicar en ningún club, ni nada, así que jugaba al fútbol con mis primos. A los 13 años empecé a jugar con mi padrastro, ahí fue donde me anoté en Futsal en Chicago y después arranque 11 con Micky. Mis hermanos pudieron llegar a jugar pero dejaron, así que soy la primera de la familia que se fichó en AFA.»

Al preguntarle por sus características Maga, después de dudarlo mucho, nos contó que «en 11 juego de 3 o de 4, tengo mucha velocidad. Si van a verme jugar se van a encontrar con una jugadoras con muchas ganas, sin miedo a jugar… Sin miedo a nada.» Y Micky, quién la tuvo tanto en Futsal como ahora en fútbol once, nos contó que «hizo un cambio abismal de Futsal a once, escaló totalmente de cancha chica a grande y también escaló ella misma en su categoría. Es otra jugadora totalmente distinta».

En el partido contra Alvarado, en Mataderos, Magali pudo estar como alcanza pelotas y nos contó que «fue algo muy lindo, una linda experiencia, por qué una puede ver a otros jugadores profesionales y ver lo que podemos mejorar nosotras todos los días o ver qué hacen ellos use nos falta a nosotras para poder mejorar». No solamente usó ese momento para crecer como jugadora, sino que suele buscar partidos en Youtube que le puedan servir, «me siento a ver partidos para ver lo que me falta a mi, no solamente para mirar».

Sus objetivos próximos a cumplir en el plantel es llegar a la primera división, «al equipo lo veo muy único, las chicas son todas muy compañeras entre todas y tratamos de fortalecernos como equipo todos los días».

Para terminar Maga le dejó un mensaje a todas las chicas que quieran formar sumarse al plantel de fútbol femenino «más allá de las críticas del machismo que hay en ciertos lugares o de ciertas personas, anímense a todo lo que les guste, sin importar lo que les digan otras personas. Hagan todo lo que se propongan y sigan sus sueños».